Historia
La Universidad de Sonora, Alma Mater de la comunidad Sonorense, fue ideada y constituida como una Institución educativa para responder a las necesidades de formación de profesionistas en el Estado de Sonora. Las experiencias académicas de una primera etapa permitieron identificar al Patronato que la administraba la necesidad de implementar carreras en el mes de agosto de 1953, que incluyó la de Licenciatura en Derecho, con la finalidad de facilitar estos estudios a los jóvenes sonorenses que teniendo la aspiración de estudiarla evitaran la necesidad de emigrar a México o a otras ciudades, así expresado por Don Matías Cazares, Presidente del Órgano Colegiado en ese momento: " Qué mayor satisfacción, que nuestros hijos se eduquen aquí y desfilen orgullosos por los corredores de nuestra Universidad con título en mano". Se obtuvo la colaboración de la Asociación Sonorense de Abogados que presidía el Lic. Carlos Cabrera Muñoz para el estudio y la elaboración del proyecto, resultando que el Consejo Universitario informa el 21 de octubre de 1953 que este fue aprobado, por lo tanto, la universidad de Sonora autorizó que se iniciara la matrícula y ordenó la organización de las cátedras conforme al plan de estudios propuesto.
 
Reunidos el 3 de noviembre de 1953 en evento solemne se inaugura la facultad de Derecho y Ciencias Sociales, acto que fue presidido por: el Gobernador del Estado de Sonora, Don Ignacio Soto Soto, Don Norberto Aguirre Palancares, como Rector de la Universidad de Sonora, el Lic. Ramón Corral Delgado, Secretario de Gobierno, el Profesor Ernesto Salazar Girón, Director General de Educación Pública, los integrantes del Patronato presidido por el señor Constantino M. Laborín, el Lic. Carlos Cabrera Muñoz Presidente de la Asociación de Abogados y el Lic. Enrique B. Michel como primer Director de la Facultad hasta octubre de 1956.La planta docente inició con los Licenciados Enrique E. Michel quien impartió la cátedra de Economía Política e Historia de las Doctrinas Económicas, Abraham F. Aguayo la materia de Sociología, Fortino López Legazpi, Derecho Romano, Miguel Ríos Gómez, Introducción al Estudio del Derecho y Alfonso Castellanos Idiáquez, Derecho Civil. La Escuela estaba instalada en un ala del edificio nuevo de Agricultura, En octubre de 1956 se pasó la Escuela a la planta alta del edificio principal (foto de la izquierda), para posteriormente construírsele su primer edificio propio, actualmente cuenta con nuevas instalaciones.
 
Los Directores ejecutivos que han participado en nuestra construcción Histórica y en orden cronológico se relacionan de la siguiente manera: El honor de iniciar la Dirección de nuestra Facultad le correspondió al Lic. Carlos B. Michel, seguido del Lic. Alfonso Castellanos Idiáquez, Lic. Carlos Cabrera Muñoz, Lic. Roberto Reynoso Dávila, Lic. José Antonio García Ocampo, Lic. Héctor Rodríguez Espinoza, Lic. Francisco Flores Gámez, Lic. Rosario Cadena Montaño, Lic. Miguel Cárdenas Valdés, Lic. Francisco Javier Ritchie Manríquez, Lic. Norma Yolanda Ruiz de Moreno, Lic. Rafael Ramírez Leyva, Lic. Carlos Ramos Bours, Lic. Francisco Javier Mejía Cisneros, Lic. Miguel Chon Duarte, Lic. Francisco Javier Ritchie Manríquez y actualmente la M.C. Lic. Adelina Galindo Romero.
 
La Facultad inició su funcionamiento con entusiasmo y éxito, así, la Dirección del momento tuvo un decidido apoyo de las autoridades de la Universidad. El propósito central fue formar abogados útiles a la colectividad sonorense. Los catedráticos y alumnos fundadores trabajaron con dedicación y responsabilidad: habiéndose iniciado las clases a principios de noviembre de ese mismo año.
 
El primer año inició actividades académicas con 19 estudiantes, de los que concluyeron 17; hoy día a poco más de medio siglo de su creación contamos con una población de importante por la aceptación obtenida y su impacto dentro y fuera del Estado, actualmente con repercusión positiva en los ámbitos nacional e internacional.
 
El año de 1973, representó establecer un icono importante de permanencia en la memoria social, debido a la creación del Bufete Jurídico Gratuito, instalándolo para cumplir hasta hoy día la doble función en primer lugar como el espacio de enseñanza aprendizaje y formación profesional, que pone a nuestros estudiantes en contacto directo con la realidad jurídica para que intervenga en ella; asimismo, la universidad, profesores y alumnos en equipo, desarrollan tareas de vinculación social, mediante asesoría, gestión o intervención en situaciones o problemas jurídicos gratuitamente a personas de escasos recursos económicos. Estas tareas las realiza en las instalaciones con que cuenta dentro del mismo campus universitario y asistiendo directamente a la comunidad organizados como brigadas unidisciplinarias y multidisciplinarias.
 
Actualmente ubicados en el edificio 10-I, interior de campus universitario, desde donde se realizan tareas en la dinámica del quehacer académico en los niveles de: Licenciatura, Posgrado e Investigación; generando un impacto importante, como el atender a un promedio de cuatro mil alumnos anualmente, conservar una afluencia permanente en los cursos de posgrado y educación continua, mismo que se refleja en la satisfacción de nuestra sociedad local, regional y nacional. Otro aspecto histórico relevante fue que el año 2004, la Universidad de Sonora autorizó la implementación del actual PLAN DE ESTUDIOS, que previo análisis, estudio y evaluación curricular se caracteriza por haberse planeado para dotar al estudiante en formación de las competencias pertinentes para que logre un óptimo desempeño profesional al atender las necesidades y problemas sociales de orden jurídico. El esfuerzo diario de todos los involucrados en nuestro Departamento de Derecho de la Universidad de Sonora, al desarrollar las múltiples tareas académicas, docentes, de investigación, administración y mantenimiento de la misma fueron reconocidos mediante la evaluación del organismo externo Consejo Nacional para la Acreditación de la Educación Superior en Derecho A. C. (CONFEDE), extiende una CONSTANCIA DE ACREDITACIÓN el 21 de julio de 2008. Motivación para alumnos, profesores, investigadores, administrativos y personal de apoyo y mantenimiento para conservar y mejorar los estándares de calidad y pertinencia que de ésta institución la sociedad requiere.
El interés institucional congruente con las actuales necesidades sociales establece un fuerte plan de trabajo para la formación de profesionales del derecho, a fin de que optimicen su respuesta y resultados como actores del ámbito jurídico. La mejor manera de evidenciarlo es a través del refrendo otorgado por el Organismo Nacional acreditador autorizado por la SEP, con intervención de COPAES (Consejo para la Acreditación de la Educación Superior) y CONFEDE. Este consistió en la entrega de la REACREDITACIÓN el día 6 de diciembre de 2014, como una facultad de Derecho que reúne las condiciones de calidad en la formación de Licenciados en Derecho. El citado reconocimiento, avala por espacio de cinco años la pertinencia del programa educativo en 12 aspectos. Entre ellos: Un plan de estudios acorde a las necesidades sociales, planta docente dinámica y actualizada, programas académicos con pertinencia académica, vinculación e investigación participativa y activa socialmente, infraestructura física, virtual y de gestión que apoyen al programa educativo. Así como condiciones de cooperación y colaboración y actualización en temas relativos al nuevo sistema de justicia en beneficio de nuestros estudiantes y egresados a través de cursos extracurriculares, de apoyo a la titulación, de intercambio para docentes y alumnos, así como de vinculación intrainstitucional e interinstitucional, entre otros.